Todo lo que debes saber sobre los móviles resistentes al agua

Seguro que has escuchado hablar de los móviles "sumergibles", incluso quizá tengas uno. Lo que empezó como una funcionalidad rompedora y novedosa, cada vez es más fácil de encontrar entre los nuevos modelos de smartphones de gama media o alta. Pero, ¿realmente sabes hasta qué punto tu móvil es resistente al agua y qué precauciones es recomendable tomar para no invalidar su garantía? Tanto si quieres llevártelo a nadar o de fin de semana de aventura, hay algunas directrices básicas que debes seguir para garantizar que tu dispositivo aguante lo que le eches. Empecemos mirando de cerca las clasificaciones IP y cómo afectan a lo que puedes y no puedes hacer.

¿Cómo sé hasta qué punto mi móvil es resistente al agua y al polvo?

Si en nuestro dispositivo vemos las siglas IP68, el primer dígito (6) indica la resistencia al polvo y el segundo (8) la resistencia al agua. La clasificación IP (del inglés Ingress Protection, protección contra la entrada de líquidos y sólidos) es un estándar internacional para medir los niveles de resistencia de un dispositivo tanto al polvo como al agua. Para el ejemplo de un móvil con certificación IP68 la protección sería la siguiente:

IP 68

  • IP 6X: MUY RESISTENTE AL POLVO.
  • IP X8: PROTEGIDO CONTRA LOS EFECTOS DE LA INMERSIóN CONTINUADA EN AGUA A MÁS DE 1 METRO DE PROFUNDIDAD.

Recuerda consultar siempre el manual de usuario de tu móvil para ver más detalles de las características IP.

TABLA RESISTENCIA

Resistencia a los objetos sólidos y el polvo

Resistencia al agua

IP0X: Sin protección especial. IPX0: Sin protección especial.
IP1X: Protegido contra los objetos sólidos > 50 mm de diámetro. IPX1: Protegido contra el agua vertical.
IP2X: Protegido contra los objetos sólidos > 12,5 mm de diámetro. IPX2: Protegido contra el agua vertida cuando está inclinado un máximo de 15 grados respecto a su posición normal.
IP3X: Protegido contra los objetos sólidos > 2,5 mm de diámetro.   IPX3: Protegido contra el agua rociada.
IP4X: Protegido contra los objetos sólidos > 1 mm de diámetro. IPX4: Protegido contra las salpicaduras de agua.
IP5X: Protegido contra el polvo, entrada limitada (sin depósitos dañinos). IPX5. Protegido contra el agua en chorros a baja presión durante al menos 3 minutos.
IP6X: Muy resistente al polvo. IPX6. Protegido contra el agua en chorros a alta presión durante al menos 3 minutos.
  IPX7. Protegido contra los efectos de la inmersión en hasta 1 metro de profundidad durante 30 minutos.
  IPX8. Protegido contra los efectos de la inmersión continuada en agua a más de 1 metro de profundidad. El fabricante se encarga de especificar las condiciones exactas para cada dispositivo.

Resistente al agua…¿salada?¿de la piscina?

Cuando los fabricantes hablan de resistencia al agua, ¿da lo mismo que sea agua dulce o salada? Para nada. Aunque algunos fabricantes han presumido en distintos vídeos de la resistencia de sus equipos en el mar, sumergir cualquier dispositivo en agua salada puede ser sinónimo de que éste deje de funcionar si no reaccionamos rápido. La sal tiene un efecto de corrosión que puede acabar con los conectores en cuestión de pocas horas, por lo que todos los fabricantes desaconsejan sumergir sus dispositivos en agua salada.

Móviles agua playa y piscinaVistos los posibles efectos del agua salada en los móviles, incluso con resistencia al agua, veamos ahora qué pasa con el agua con cloro. Y de nuevo, el cloro también es un fuerte oxidante, pero disuelto en agua a temperatura normal no supone una amenaza. Para que el agua con cloro sea capaz de provocar una corrosión en metales similar a la que puede provocar el agua salada, la temperatura del agua tiene que superar los 110 grados centígrados, con lo que no te preocupes si tu elección para bañarte es la piscina en vez de la playa.

¿Qué importancia tienen las tapas de los conectores de mi móvil?

Además de asegurarte de que estás familiarizado con la clasificación IP de tu móvil, debes recordar cerrar firmemente todas las tapas antes de probar su resistencia al agua y al polvo. Entre ellas se incluyen las tapas del puerto micro USB, la ranura para la tarjeta SIM, la ranura de la tarjeta de memoria y el conector para auriculares, si el fabricante ha puesto a tu disposición un cierre para este conector.

Móviles agua tapasAlgunos móviles disponen de un puerto micro USB sin tapa. En los casos en que uno de estos dispositivos haya estado expuesto al agua, es importante que el puerto USB esté completamente seco antes de que se le conecte un cable USB. Para eliminar la humedad del puerto USB, agita el dispositivo varias veces con el puerto USB hacia abajo y después sécalo con un paño de microfibra.

A continuación, revisa de nuevo la zona del puerto USB, y si todavía se observa humedad repite el procedimiento de agitar y secar. También deberías comprobar que no queden pelos u objetos pequeños entre las tapas y los cierres herméticos cuando las cierres. Si no lo hicieras, podrías dañar seriamente el dispositivo.

¿Las garantías de los fabricantes de móviles cubren cualquier tipo de avería asociada a la presencia de agua o humedad en su interior?

Rotundamente no: los fabricantes de móviles resistentes al agua, advierten en sus condiciones de garantía que un mal uso del dispositivo anula la misma. Entre las principales causas de invalidación de la garantía se encuentra la humedad. Debes tener en cuenta que la resistencia al agua y polvo es certificada por organismos independientes que nada tienen que ver con los fabricantes y las pruebas a las que se someten garantizan estas protecciones IP.  Los servicios técnicos disponen de las herramientas necesarias para revisar la estanqueidad de un móvil y detectan si éste tiene humedad dentro a pesar de que pasa las pruebas de estanqueidad. Si quieres ver cómo se realizan estas pruebas reproduce el siguiente vídeo...

¿Te ha servido de ayuda? Al 100% de las personas esto les resultó útil
  • Compartir: