Qué hacer si se te ha mojado el móvil

Tener constantemente el móvil con nosotros lo hace especialmente susceptible de mojarse por accidente. Y el problema no son las salpicaduras o gotas accidentales, más bien nos referimos a que pueda caerse dentro de un lavabo, que se moje con una lluvia intensa o se caiga en una piscina. Debes saber que un móvil mojado no tiene que ser necesariamente un dispositivo estropeado para siempre, aunque es importante ser riguroso y seguir unas pautas muy concretas.

1-    Sácalo del agua rápidamente

Aunque parece una obviedad, cuanto menos tiempo pase en contacto con el agua mejor.

2-    No lo enciendas

Resiste la tentación, no lo enciendas para ver si se ha dañado y mejor no pulses ninguna tecla. Si no se hubiera apagado con la inmersión, mejor apágalo. Ten en cuenta que podría producirse un cortocircuito y fundir algunos de sus componentes.

3-    Extrae la batería, la SIM y la SD

Si puedes es recomendable extraer la batería y cualquier tipo de protector que tenga. Si tienes un móvil de última generación o un iPhone y esto no es posible, y estuviera encendido, apágalo de inmediato, pero recuerda siempre quitar la SIM o cualquier otra tarjeta que tenga incorporada.

4-    Quita el excedente de agua

Para quitar el sobrante de agua puedes intentar hacerlo con mucho cuidado con una servilleta o pañuelo de papel aunque será más eficiente eliminar las gotas de agua más superficiales con un aspirador (nunca con un secador ya que puede dañar alguno de los circuitos internos con el calor). Tampoco es recomendable hacerlo con papel normal porque podría ayudar a extender la húmedad por alguna ranura.

5-    Introdúcelo en materiales desecantes o en arroz

Una vez seca la parte superficial, puedes introducir el móvil dentro de una sustancia desecante. Los blogs especializados recomiendan varias opciones que pueden servirte para salvar a tu móvil:

  1. Recambios para deshumidificadores o las arenas para gatos normalmente compuestos de gel de sílice dos productos fáciles de encontrar en supermercados. Deja el móvil cubierto por el desecante durante un mínimo de 24 horas. 

  2. El método del arroz. Si no dispones de estos materiales siempre puedes introducir el teléfono dentro de este cereal. En un recipiente seco, puede ser de vidrio o de plástico, mete el smartphone rodeado de arroz crudo. Ciérralo y ponlo en un lugar seco, incluso uno donde le dé un poco de sol.  Este conocido truco casero, aunque no es infalible, funciona porque el arroz contiene partículas higroscópicas que permiten absorber la humedad que quedó dentro del dispositivo. Igualmente déjalo durante 24 horas. 

RECUERDA: En ambos casos NUNCA enciendas el aparato mientras dura el tiempo de secado.

6- Comprueba si ha habido suerte

Una vez pasado el tiempo mínimo de secado, ha llegado el momento de comprobar si ha funcionado. Estos remedios no son una ciencia exacta, pero no hay que olvidar que lo más importante es la cantidad de agua que haya llegado a los circuitos y a los chips. Si no enciende, tendrás que pensar inevitablemente en una opción B.

¿Te ha servido de ayuda? Al 87% de las personas esto les resultó útil
  • Compartir: